Hablando con Niños sobre el Coronavirus

Todos hemos escuchado a los profesionales de salud decirnos cómo mantenernos protegidos del coronavirus. Lávese las manos con frecuencia y no se toque la cara. Si tiene algún síntoma del virus, consulte a un médico y manténgase alejado de otras personas. Estas y otras sugerencias son útiles para manejarlos aspectos físicos de lo que ahora se ha declarado una pandemia. Como padre, ¿cómo puede ayudar a sus hijos a lidiar con el miedo y la preocupación que pueden surgir de las estadísticas y predicciones en las noticias? Aquí hay algunos consejos para hablar con los niños sobre el coronavirus. 

Mantener la Calma y Comunicarse 

Primero, mantenga la calma. Los niños tienden a modelar las emociones de sus padres y si se comunica de manera tranquila, eso probablemente ayudará a reducir el miedo de sus hijos. Si usted, como muchos adultos, es alguien que lucha con la ansiedad, hable sobre eso con otro adulto o un consejero, no con sus hijos. Está bien decirles a los niños que es normal sentir un poco de miedo, pero usted no desea transferirles su ansiedad. Además, recuerde que muchos niños desconocen por completo el brote de coronavirus porque son muy pequeños y no tienen hermanos mayores. Hable con ellos solo si mencionan el tema o si sabe que han estado expuestos a información y están confundidos o asustados. Este es un caso donde “la ignorancia es felicidad”. 

Proporcione Tranquilidad 

Asegúreles que están a salvo y que sabe qué hacer si alguien en su familia se enferma. Haga una lista de 3-5 pasos que deberá seguir si alguien en su familia comienza a mostrar síntomas del virus. Recuerde que los niños de todas las edades pueden tener miedo o estar demasiado preocupados, así que asegúrese de tener conversaciones apropiadas para cada edad con cada uno de sus hijos. A veces, los adolescentes y los adolescentes pueden tener más miedo y preocupación que los niños más pequeños. 

Apéguese a los Hechos 

Discuta información veraz que está relacionada con su comunidad local. Cada vez que hay un problema inesperado que afecta a muchas personas, hay mucha información errónea en el aire. Busque información de los centros de control de enfermedades, los institutos nacionales de salud y los recursos locales o nacionales de atención médica que garantizan proporcionar información precisa y basada en evidencias. Cuando hable con sus hijos sobre el coronavirus, hable abiertamente sobre los riesgos y remedios que existen en el lugar donde vive. Evite dar mucha información sobre preocupaciones nacionales y globales. 

Explique que está tratando de ser cauto y prudente, y que no está actuando por miedo. Esta situación le ofrece una gran oportunidad para explicar que siempre es mejor ser proactivo en lugar de reactivo. Sus acciones ahora están destinadas a prevenir problemas futuros, no necesariamente para hacer frente a los problemas actuales. Si su familia ha resistido con éxito un evento climático grave, un brote de gripe u otro evento inesperado en el pasado, recuérdeles a sus hijos que lo lograron porque estaban bien preparados. 

Cumpla con sus rutinas y horarios establecidos en lo que sea posible. El cambio es difícil para muchos niños. Cuanto más pueda minimizar los cambios, mejor. Los niños tienden a sentirse más seguros cuando saben qué hay que hacer en el horario. 

Use Este Tiempo Para Divertirse en Familia 

Si decide aislarse como familia, diviértanse pasando tiempo juntos. Enfatice en que esto es una oportunidad de reducir la velocidad, pasar el rato y disfrutar de la compañía del otro. Recuerde, está tomando medidas para evitar contraer el virus, no para esconderse con miedo. Además, anime a sus hijos a participar en actividades físicas y experiencias creativas, ambas son formas conocidas de aliviar la ansiedad. 

Resista el impulso de consultar las noticias cada 5 minutos. Gran parte de lo que lee y escucha en las noticias hoy ya no será lo mismo mañana. Elija un período de 30 minutos cada día para mantenerse informado e informe solo lo que sea apropiado para la edad de sus hijos. 

Dios Todavía Sigue en Control 

Ore con sus hijos. Haga hincapié en que confía en Dios como su guía. Si sus hijos tienen la edad suficiente para leer y comprender las Escrituras, lean y comenten juntos el Salmos 91: 1-3 (TLA): 

“Vivamos bajo el cuidado 
del Dios altísimo; 
pasemos la noche bajo la protección 
del Dios todopoderoso. 

Él es nuestro refugio, 
el Dios que nos da fuerzas, 
¡el Dios en quien confiamos! 

Sólo él puede librarnos 
de los peligros ocultos 
y de enfermedades mortales;” 

Conclusión 

Hablar con sus hijos sobre el coronavirus los ayudará a sobrellevar el miedo y la ansiedad que pueden traer las noticias de dicha enfermedad. Continúe manteniendo a su familia preparada. Jeremías 29:11 dice: “Porque sé los planes que tengo para ti, declara al Señor, planes de bienestar y no de calamidad, para darte un futuro y una esperanza”. Confíe en que pase lo que pase, Dios tiene el control. 

Consejería y Asesoramiento

¡LA AYUDA ESTÁ AQUÍ! PODEMOS AYUDARLE A LLEVAR SANACIÓN Y RESTAURACIÓN A SU FAMILIA CON PERSPECTIVAS CRISTIANAS EN LAS QUE PUEDE CONFIAR.

Acerca del Autor

JOANNIE DEBRITO, PH.D., LCSW, LMFT

Artículos más recientes de Enfoque a la Familia

Obtenga recursos confiables para fortalecer su matrimonio.

Nueva Serie Disponible

“La Casa es de Todos”es una serie de videos educativos que buscan fomentar la corresponsabilidad de todos los miembros de la familia en las tareas de la vida familiar basados en los principios del amor, el servicio, la justicia y la responsabilidad.