Nuestra Visión

Redimir Familias, comunidades y sociedades en todo el mundo a través de Cristo.

Nuestra Misión

Cooperar con el Espíritu Santo para compartir el Evangelio de Jesucristo con la mayor cantidad de personas posible al nutrir y defender la institución de la familia ordenada por Dios y promover las verdades bíblicas en todo el mundo.

Finalmente, creemos que el propósito de la vida es conocer y glorificar a Dios a través de una relación auténtica con Su Hijo, Jesucristo. Este propósito se vive primero dentro de nuestras propias familias y luego se extiende, enamorando, a un mundo cada vez más roto que lo necesita desesperadamente. A través de nuestras transmisiones de radio, sitios web, conferencias, foros interactivos, revistas, libros, asesoramiento y mucho más, Enfoque a la Familia equipa a padres, hijos y cónyuges para prosperar en un mundo siempre cambiante y cada vez más complicado. Si cree que hay una forma específica en que podemos ayudar a su familia, o si simplemente desea saber más sobre nosotros, visite nuestro sitio web o llámenos sin cargo al 1-800-232-6459

Nuestros Valores

Nuestra razón de exirtir es difundir el Evangelio de Jesucristo a través de un alcance práctico a los hogares, tenemos creencias firmes sobre la fe cristiana y la importancia de la familia. Por lo tanto, este ministerio se basa en seis filosofías orientadoras que son evidentes en todos los niveles de la organización. Estos “pilares” provienen de la sabiduría de la Biblia y la ética judeocristiana, más que de las nociones humanistas de los teóricos de hoy. Enfoque a la Familia es un reflejo de lo que creemos que son las recomendaciones del Creador mismo, quien ordenó a la familia y le dio su bendición.

La Preeminencia del Evangelismo

Creemos que el propósito final de la vida es conocer y glorificar a Dios y alcanzar la vida eterna a través de Jesucristo nuestro Señor, comenzando dentro de nuestras propias familias y luego llegando a una humanidad lastimada que necesita abrazar su amor y sacrificio.

“Y les dijo: «Vayan por todo el mundo y anuncien a todos la buena noticia.'”. Marcos 16:15 (DHH)

La Permanencia del Matrimonio

Creemos que la institución del matrimonio es un pacto sagrado diseñado por Dios para modelar el amor de Cristo por su pueblo y para servir tanto al bien público como al privado como el componente básico de la civilización humana. Dios tiene la intención de que el matrimonio sea una relación próspera y de por vida entre un hombre y una mujer, que aguanta pruebas, enfermedades, crisis financieras y tensiones emocionales. Por lo tanto, los cristianos están llamados a defender y proteger el diseño matrimonial de Dios y a ministrar en el nombre de Cristo a quienes sufren las consecuencias de su quebrantamiento.

 

4 Jesús les contestó: —¿No han leído ustedes en la Escritura que el que los creó en el principio, “hombre y mujer los creó”? 5 Y dijo: “Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su esposa, y los dos serán como una sola persona.” 6 Así que ya no son dos, sino uno solo. De modo que el hombre no debe separar lo que Dios ha unido. Mateo 19:4-6 (DHH)

El Valor de los Niños

We believe that children are a heritage from God and a blessing from His hand. Parents are therefore accountable to Him for raising, shaping and preparing them for a life of service to His Kingdom and to humanity.

15 ¿Acaso no es un mismo Dios el que ha hecho el cuerpo y el espíritu? ¿Y qué requiere ese Dios sino descendientes que le sean consagrados? ¡Cuiden ustedes, pues, de su propio espíritu, y no falten a la promesa que le hicieron a la esposa de su juventud! Malaquías 2:15 (DHH)

La Santidad de la Vida Humana

Creemos que los seres humanos son creados por Dios a su imagen. Por lo tanto, cada persona, desde la concepción hasta la muerte natural, posee una dignidad inherente y un valor inconmensurable, incluidos los niños no nacidos, las personas mayores, las personas con necesidades especiales y otras personas marginadas por la sociedad. Los cristianos, entonces, están llamados a defender, proteger y valorar toda la vida humana.

13 Tú fuiste quien formó todo mi cuerpo; tú me formaste en el vientre de mi madre. 14 Te alabo porque estoy maravillado, porque es maravilloso lo que has hecho. ¡De ello estoy bien convencido! Salmos 139:13-14 (DHH)

La Importancia de la Responsabilidad Social

Creemos que Dios ha ordenado las instituciones sociales de la familia, la iglesia y el gobierno en beneficio de la humanidad y como un reflejo de su amor. Por lo tanto, los cristianos están llamados a apoyar estas instituciones, de acuerdo con el diseño y el propósito de Dios, y a protegerlas contra las influencias sociales destructivas. Dicha participación es en obediencia al señorío de Cristo sobre toda la creación y es requerido por su mandato de cuidar el bienestar de todas las personas.

24 Por eso el hombre deja a su padre y a su madre para unirse a su esposa, y los dos llegan a ser como una sola persona. Génesis 2:24  (DHH)

22 Sometió todas las cosas bajo los pies de Cristo, y a Cristo mismo lo dio a la iglesia como cabeza de todo. 23 Pues la iglesia es el cuerpo de Cristo, de quien ella recibe su plenitud, ya que Cristo es quien lleva todas las cosas a su plenitud. Efesios 1:22-23 (DHH)

13 Todos deben someterse a las personas que ejercen la autoridad. Porque no hay autoridad que no venga de Dios, y las que existen, fueron puestas por él. Romanos 13:1(DHH)

El Valor del Hombre y la Mujer

Creemos que Dios creó a los humanos a su imagen, intencional e inmutablemente hombres y mujeres, cada uno de los cuales aporta cualidades únicas y complementarias a la sexualidad y las relaciones. La sexualidad es un glorioso regalo de Dios que se le ofrece de nuevo, ya sea en matrimonio para procreación, unión y deleite mutuo o en celibato para la devoción indivisa a Cristo. Los cristianos están llamados a proclamar la verdad y la belleza del diseño de Dios y la redención del quebrantamiento sexual en nuestras vidas y cultura a través de Jesucristo.

12 Por tanto, hermanos míos, les ruego por la misericordia de Dios que se presenten ustedes mismos como ofrenda viva, santa y agradable a Dios. Éste es el verdadero culto que deben ofrecer. 2 No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto. Romanos 12:1-2 (DHH)

Nosotros Creemos en:

La Biblia

Creemos que la Biblia es la inspirada, única, infalible y autoritaria Palabra de Dios.

La Trinidad de Dios

Creemos que hay un Dios, eternamente existente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Jesucristo

Creemos en la deidad de nuestro Señor Jesucristo, en su nacimiento virginal, en su vida sin pecado, en sus milagros, en su muerte vicaria y expiatoria a través de su sangre derramada, en su resurrección corporal, en su ascensión a la mano derecha del Padre y en su retorno personal en poder y gloria.

La Salvación

Creemos en la salvación de la humanidad perdida y pecadora, por medio del Espíritu Santo y la fe en Jesucristo es absolutamente esencial.

Espíritu Santo

Creemos en el ministerio actual del Espíritu Santo por medio del cual el cristiano puede vivir una vida santa.

La Vida eterna

Creemos en la resurrección de los salvados y los perdidos, los que se salvan para la resurrección de la vida y los que se pierden para la resurrección de la condenación.

Cuerpo de Cristo

Creemos en la unidad espiritual de los creyentes en nuestro Señor Jesucristo.

La Declaración de Fe no agota el alcance de nuestras creencias. La Biblia misma, como la inspirada e infalible Palabra de Dios que habla con autoridad final con respecto a la verdad, la moral y la conducta apropiada de la humanidad, es la fuente única y final de todo lo que creemos. Para propósitos de fe, doctrina, práctica, política y disciplina de Enfoque a la Familia, nuestra Junta de Directores es la autoridad interpretativa final de Enfoque a la Familia sobre el significado y la aplicación de la Biblia.